Alcalde Guardiola niega haber violado cuarentena

64 0

El alcalde de Santo Tomás, Tomás Guardiola, se pronunció sobre la supuesta violación de la cuarentena en que habría incurrido al asistir a una riña de gallos, que también fue presenciada por el senador, Eduardo Pulgar.

En declaraciones al Pasillo Magazíne, el mandatario municipal aseguró que ese hecho sucedió antes que el Gobierno Nacional expidiera el decreto de aislamiento preventivo obligatorio.

En las redes sociales circula un video y una fotografía en la que se observa una gallera de muy buen aspecto, en la que se desarrolla una pelea de gallos observada por varias personas, entre las que aparecen el senador Eduardo Pulgar y el alcalde Tomás Guardiola como espectadores.

El mandatario local fue enfático en manifestar que no violó la cuarentena. “Para entonces no se había expedido el decreto de aislamiento obligatorio, no había esa restricción para la movilización”, expresó.

Contó que, invitado por el citado senador, fue a su finca para conversar con él sobre un importante proyecto para Santo Tomás. “Lo que fuimos a hacer fue gestionar ante este congresista su apoyo para que nos ayude a impulsar un proyecto para el sector de deportes en Santo Tomás”, precisó.

La finca se encuentra situada en la vía al municipio de Polonuevo. En ese lugar el señalado congresista tiene una gallera particular. “Yo llegué a reunirme con él a eso de las 10 de la mañana, lo que hice fue esperar en la gallera mientras él me atendía. Terminada la riña gallística nos reunimos y a las 11 ya estaba de vuelta”, aseguró.

Igualmente afirmó que nunca ha sido gallero, que jamás en el municipio lo han conocido como amante de esta práctica, y que lo sucedido tampoco tiene nada que ver con un momento de rumba o cosa por el estilo. “Ahí ni siquiera hubo consumo de licor”, dijo.

Sobre el uso de tapabocas por parte de algunos de los asistentes, que demuestra que el hecho no ocurrió antes de la emergencia por el coronavirus, explicó que eso es cierto, pero que para entonces lo que estaban prohibidas eran las reuniones de más de 50 personas y en la gallera no había más de ocho. “Repito, aún no se había expedido el decreto de aislamiento de parte del jefe Gobierno Nacional”, subrayó Tomás Guardiola.

Finalmente se refirió a la apertura de investigación por estos hechos, por parte de la Procuraduría, indicando que no le preocupa, porque tiene la certeza que no incurrió en nada irregular, lo que demostrará plenamente.