Casos de COVID-19 siguen creciendo en el Atlántico

66 0

Este jueves, en Colombia se cumplen tres meses del inicio del periodo de aislamiento social obligatorio. Aunque esta medida fue adoptada para mitigar la propagación del virus, el Ministerio de Salud ya ha confirmado  77.113 casos de contagio y 2.491 fallecidos en el territorio nacional.

91 días después de haber entrado en vigencia esta medida del Gobierno nacional, la situación en el  Atlántico es considerada como “alarmante” por las autoridades sanitarias y la comunidad en general al ser considerado como uno de los focos de la pandemia en el país.

Si bien los primeros casos en el departamento se confirmaron el 17 de marzo, el desmedido crecimiento en la tasa de contagio ha posibilitado que –a corte del 24 de junio– ya ascienda a 17.972 contagios, correspondientes al 23,3% del total en el país.

Tan solo en el informe de este miércoles, en el Atlántico se confirmaron 1.091 casos: 525 en Barranquilla y 566 en los municipios, representando el 30,8% de los nuevos contagios (3.541).

En lo corrido de este periodo, en el departamento han fallecido 763 personas a causa de esta enfermedad, que equivalen al 30,6% de los 2.491 decesos registrados en Colombia.

Según las estadísticas del Instituto Nacional de Salud (INS), Barranquilla acumula 449 de las muertes, mientras que en los municipios se han registrado 314 fallecimientos. De esta forma, esta región se ubica entre las más afectadas con 269.9 fallecimientos por un millón de habitantes.

Es de anotar que se ha confirmado la recuperación de 2.394 pacientes en Barranquilla y otras 2.327 personas en los municipios, para un total de 4.721 en todo el departamento. Esta cifra corresponde al 14,9% de los 31.671 recuperados en el país.

Crecimiento esperado

La dinámica de la pandemia y la circulación del virus en el mundo permitieron a las autoridades sanitarias nacionales y locales proyectar un aumento en la curva de contagios para  junio y julio, aunque el incumplimiento de las medidas de precaución durante el mes de mayo aceleró el panorama para Barranquilla.

Humberto Mendoza, secretario de Salud del Distrito, explicó a EL HERALDO que la cuarentena ha servido para incrementar la capacidad hospitalaria, aunque  la  persistencia de “la indisciplina social y el incumplimiento de las normas básicas para el autocuidado” han puesto en jaque al sistema de salud.

El funcionario recordó que en la ciudad se adelanta una búsqueda activa de casos en los 15 barrios con mayores números de contagios en la ciudad, con el objetivo de detectar el virus a tiempo y evitar un colapso de los servicios de salud.

Asimismo, indicó que la letalidad se ha concentrado en pacientes mayores de 60 años que son recluidos en unidades hospitalarias y de cuidados intensivos debido a patologías no controladas que se complican con el virus.

Ante este panorama, el secretario de Salud expuso que se están desarrollando estrategias focalizadas en la población de mayor riesgo, que incluyen priorización de las pruebas diagnósticas PCR  en pacientes hospitalizados y en UCI, así como atención médica en casa y telemedicina para tener un seguimiento y control de sus enfermedades de base.

Opinión médica

Para Diego Viasus, PhD en enfermedades infecciosas y profesor de Medicina de la Universidad del Norte, durante al menos dos semanas continuará la tendencia de aumento de casos en Barranquilla y los municipios del Atlántico.

El especialista médico indicó que este comportamiento está relacionado con el no cumplimiento de las recomendaciones para prevenir la enfermedad por parte de un sector de la población y la apertura económica, a pesar de las restricciones anunciadas este martes por la administración distrital.

Asimismo, mostró su preocupación ya que un número importante de casos son considerados como sospechosos, debido a que están a la espera de los resultados de la prueba diagnóstica: “Esos casos no hacen parte de las estadísticas, pero se deben considerar a la hora de evaluar la disponibilidad de servicios de salud en las ciudades”.

A su turno, el médico infectólogo Dinno Fernández expuso que se ha comprobado que los pacientes asintomáticos pueden transmitir el virus: “Es muy difícil detectar a esas personas y esa situación está incidiendo en el crecimiento exponencial de casos”.

Con relación a la letalidad, Fernández –quien se desempeña como profesor de posgrado en las universidades Libre, Metropolitana y Simón Bolívar– explicó que la población más afectada corresponde a los mayores de los 60 años.

“La edad y las comorbilidades marcan mucho esta tendencia. Empero, el incremento de la tasa de contagio también incrementa el número de fallecidos”, expuso el especialista.

Vicemininterior tiene COVID-19

El viceministro del Interior, Daniel Palacios, se encuentra en aislamiento tras haber resultado positivo para COVID-19.

A través de su cuenta de Twitter, Palacios informó que en la mañana del miércoles se sometió a una prueba rápida y está a la espera del resultado de una prueba PCR.

El funcionario recordó en su trino que estuvo la semana pasada en Barranquilla y participó en la mesa técnica entre autoridades y congresistas para analizar la actual coyuntura por la propagación de la enfermedad.

Minsalud habla sobre estrategia para reducir casos en Barranquilla

El ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, hizo una serie de precisiones sobre la estrategia que se ha puesto en marcha en Barranquilla para reducir la propagación del virus.

Expuso que la fórmula también se ha utilizado en ciudades como Leticia, Cartagena y Tumaco para mitigar el riesgo de contagio.

Sostuvo que el plan de intervención contempla acciones focalizadas, intervención en los barrios, acuerdos entre las EPS para hacer muestreos masivos, aislamiento e incrementar la capacidad de atención

“No cantamos victoria, pero se han podido reducir los casos de manera importante en las tres ciudades. Ya en Cartagena y Leticia tenemos 33% de los afectados ya recuperados”, indicó Ruiz, añadiendo que en Barranquilla se deben reforzar los cercos en barrios y acciones que inviten a la disciplina social.

Asimismo, el jefe de la cartera de salud también se mostró preocupado por el comportamiento social que se ha registrado en algunas ciudades, donde justamente se han dado cifras crecientes de casos.

“Eso nos lleva a la conclusión que efectivamente hay que ponerle un freno a los casos y que trabajemos en el autocuidado”, explicó el ministro,

Frente al día sin IVA, destacó que la experiencia del pasado viernes deja una enseñanza para las próximas jornadas.

“Para esas fechas tendrá que incrementarse la compra electrónica y otros mecanismos para poder contener los efectos”, indicó, pero destacando que el efecto del día sin IVA, es mucho menor, incluso, frente a las cerca de 3.000 fiestas que se registraron en el fin de semana.

 

Fuente: El Heraldo.