“Crimen fue execrable, pero él no es un peligro”: Juez que mandó para la casa a un homicida

53 0

Imputado por el crimen de un joven en el barrio La Manga en la mañana del 1 de enero de este año.

Luego de calificar de “execrable” y “desproporcionado” el homicidio de Rafael Enrique Rojano Castro, de 18 años, hecho que fue aceptado por Jhonatan Enrique Herrera Pedraza, de 28 años, y por el cual fue imputado por la Fiscalía, de manera contradictoria el Juez 18 Penal Municipal con funciones de control de garantías, Josías Daniel Mojica Domínguez, decidió concederle a este último la detención domiciliaria considerando que “no representa un peligro para la sociedad”.

Al tomar la decisión, el Juez Mojica Domínguez desestimó los argumentos y evidencias aportadas por la Fiscalía durante las audiencias preliminares, tales como el informe de captura en flagrancia, la declaración de Bialis Durán Carrizosa, tía de la víctima y quien relata detalladamente cómo sucedieron los hechos, el reporte de Policía Judicial sobre la inspección técnica del cadáver, la historia clínica de Rafael Rojano Castro, la descripción de las múltiples heridas que recibió, al igual que las misma declaraciones del ahora imputado y su aceptación de cargos.

Con todas estas evidencias la Fiscalía solicitó la imposición de medida de aseguramiento intramural en establecimiento carcelario.

Pero, en concepto del Juez, las evidencias aportadas no indican que el imputado tenga un “carácter belicoso recurrente”.

La Fiscalía consideró que la medida de detención domiciliaria resulta ilusoria porque en Colombia no son más que una patente de libertad, con claros beneficios para quien comete un delito y más un crimen como el que le fue imputado a Jhonatan Enrique Herrera Pedraza.

En este sentido el Juez insistió en que “no existe evidencia en el sentido de que estas personas sometidas a ese tipo de medidas no las cumplan”, desconociendo de paso los múltiples casos en que delincuentes con detención domiciliaria siguen cometiendo delitos en la calle y han sido capturados en esas andanzas delictivas.

En esos argumentos, el Juez preguntó: “¿Será que el detenido dentro del lugar de su casa representa un peligro para la sociedad? ¿Será que dentro de la casa esa persona representa un peligro para la vida, bienes y honra de los demás?”.

Enseguida expresó que el hecho imputado fue “una respuesta desproporcionada, claro está. ¿Execrable? por supuesto. Una respuesta lamentable: seis puñaladas, por supuesto. Nadie discute eso. Una respuesta condenable desde todo punto de vista, pero fue una respuesta, una reacción”.

Al insistir en su decisión, agregó: “Aquí se observa que para evitar el peligro futuro para la sociedad es sacándolo de la sociedad. Y sacándolo de la sociedad es una medida privativa de la libertad. No la no privativa. Y estando en su casa está por fuera de la sociedad. ¿O será que en su casa también sigue representando peligro para la sociedad?”.

Por estas razones confirmó la providencia de medida de detención domiciliaria para Jhonatan Enrique Herrera Pedraza.

Dentro de las evidencias aportadas en la investigación se destaca el testimonio de Bialis Durán Cairoza, tía de la víctima, quien hizo un detallado relato sobre los hechos y la manera como su sobrino fue atacado por Herrera Pedraza, portando cuchillos en ambas manos, propinándole las heridas mortales en un momento en que Rafael Enrique Rojano Castro cae al piso, totalmente indefenso. Fuente:  zonacero.com