Junior pago caro su falta de puntería

212 0

Junior, por todo lo que mostró durante el torneo, la calidad y el buen juego, merecía el título de la Copa Sudamericana, pero su falta de puntería a la hora de ejecutar penaltis sentenció la suerte en favor del Atlético Paranaense.

Los rojiblancos fueron muy superiores al Atlético Paranaense en los dos partidos disputados, pero el equipo brasileño terminó levantando el trofeo por la falta de tino de los Tiburones a la hora de los cobros desde los doce pasos. En el alargue y en la resolución por esa vía.

Jarlan Barrera, en el minuto 20 del alargue, tuvo la oportunidad para sellar el triunfo y evitar la definición con tiros desde el punto blanco, pero, al igual que pasó con Rafael Pérez en la agonía del partido de ida en Barranquilla, que concluyó 1-1, desperdició el cobro.

Ese penalti era la oportunidad de sentenciar un juego en el que Junior había dominado completamente con calidad y garra. Solo había faltado precisión a la hora de definir las diversas opciones de gol que se presentaron.

El partido estaba 1-1 después de que Pablo abriera el marcador para los rojinegros y luego de que Teófilo Gutiérrez igualara para los visitantes. Así concluyó tras los 90 minutos y así se mantuvo en los 30 minutos de alargue.

El cobro desde el punto blanco, sancionado por el árbitro chileno Roberto Tobar en una falta clara de Santos sobre Yony González, era la posibilidad inigualable de acercarse al trofeo de campeón, pero se extendió el infortunio y la racha sin la frialdad y capacidad para aprovechar esas ejecuciones en un momento cumbre.

Atlético Paranaense salió a tratar de meter a Junior contra su portería. Con el incansable aliento de su hinchada, que nunca deja de gritar y corear, los rojinegros se estrellaron contra unos rojiblancos concentrados y firmes, que no daban ventajas.

Cuando Junior jugaba mejor, llegó el gol de Pablo, nace en lo que parecía un inmejorable contragolpe de Junior, pero el pase que ejecutó Jarlan se chocó con las piernas de un defensor, el rebote quedó en poder de un atacante rojinegro, quien habilitó a Pablo, que entró raudo por el centro y definió certero ante Viera, que se esforzó y logró tocar la pelota, pero sin poder desviarla.

El gol hizo relacionar de nuevo ese volcán de pasión que es la fanaticada del paranaense, pero Junior no se amilanó y comenzó a juntarse y a darse cuenta que podía llegar con peligro. Lo que se ratificó en el segundo tiempo. Junior contó con innumerables situaciones de gol, pero careció de efectividad en la puntada final. Una y otra vez visitó la portería de Santos sin que pudiera convertir el segundo.

Lo tuvo en los pies de Jarlan en el tiempo extra y ya en la definición por tiros desde los doce pasos, pero de nuevo la ilusión de ganar un torneo internacional se desvaneció.

En el Alargue “Tiburón” tuvo la oportunidad de sellar el triunfo pero Jarlan fallo.  Jarlan manda a las nubes su ejecución desde los doce pasos.   Junior fatal en los Penaltis

Junior: Luis Narváez (gol), Gabriel Fuentes (pega en el palo izquierdo), Rafael Pérez (gol), Teófilo (lo bota arriba del travesaño), Sebastián Viera (gol).

Atlético Paranaense: Jonathan (gol), Veiga (gol), Bergson (gol), Renán Lodi (lo botó), Thiago Heleno (gol).