Manatí: Después de lo que pasó no volveremos a las corralejas”: padre de menor quemada

187 0

Kelvin Martínez dijo que él, su esposa y su hija, ambas afectadas, no volverán a participar en la corraleja. “Era la primera vez que ellas asistían a este evento y luego de lo que pasó no volveremos. Martínez agregó que los hechos ocurrieron antes de que iniciara la corrida de toros.

Una mujer de 26 años y su hija de cuatro resultaron quemadas durante este lunes cuando participaban en las corralejas de Manatí. Ambas fueron trasladadas al hospital de Sabanalarga.

Una bola hecha con retazos de trapos, bañada con gasolina y finalmente prendida con algún encendedor, fue el detonante que causó las quemaduras de Lorianny Nájera y su pequeña hija de cuatro años, Harrianny Martínez, según relató el esposo de Lorianny.

“Eso sucedió entre las 4:00 y las 5:00 de la tarde, estábamos esperando que salieran los toros cuando de repente a Lorianny se le empezaron a quemar los zapatos y a Harianny le alcanzó el brazo y parte del cabello”.

El episodio ocurrió en el último día de las fiestas patronales de Manatí, que en la programación incluye las “tradicionales corralejas”.

Una ambulancia que estaba en el lugar trasladó a la familia al hospital de Manatí y desde allí, por la gravedad de las heridas, fueron llevadas hasta el hospital de Sabanalarga,  según contó el esposo y padre de la menor.

“Mi esposa tiene las piernas quemadas y se queja del dolor, a la niña le alcanzó a quemar una parte de las cejas, las pestañas y una pequeña parte del brazo izquierdo, pero ha estado tranquila”.  Añadió que en medio de los angustiosos momentos no pudo reconocer a la persona que pateó la bola de candela, pero que interpondrá una denuncia en la Fiscalía.

Según reporte del comandante de la Policía del Atlántico, coronel Henry Jiménez, se trata de un menor de 16 años que ya fue detenido.

Los médicos informaron que la mujer sufrió quemaduras de segundo grado en el 39% de sus extremidades inferiores, mientras su hija presenta quemaduras de primer grado en una parte del brazo.

Kelvin señaló que la menor será dada de alta hoy, mientras que su esposa deberá permanecer en observación por más tiempo.  “Este hecho marcó la vida de nuestra familia. Las heridas en las piernas de Lorianny nos recordarán esos momentos de miedo que vivimos”, indicó.

Kelvin agregó que la alcaldesa del municipio, Kelly Paternina, les manifestó su apoyo y también les notificó que se iría de viaje a Bogotá, pero que estaría al tanto de la situación.

EL HERALDO intentó comunicarse vía telefónica y a través de WhatsApp con la alcaldesa para conocer su opinión sobre los hechos. A través de un mensaje de texto respondió: “Lo siento, no puedo hablar ahora”.  Polémica

Para los habitantes de Manatí, la alcaldesa quiere lavarse las manos cuando dice que no dio el permiso para el uso de pólvora; sin embargo, Adriana Majjul sostiene que mediante un decreto se autorizó el uso de estos elementos tradicionales en las festividades. Recordó que la reglamentación fue perifoneada en la población.  “Eso hizo entender que cualquier persona podía manipular pólvora sin ninguna restricción”, indicó Majjul.

Para Sandra Domínguez, lo mejor que puede pasarle al municipio es que se prohíba el uso y comercialización de juegos pirotécnicos, traqui traqui, vacas locas y la bola de candela que causaron las quemaduras a 33 personas y que convierte al Atlántico en el departamento con más quemados en el país, según las cifras del Instituto Nacional de Salud (INS). Fuente: heraldo.co