Policía impuso en Barranquilla 55 comparendos por dosis mínima

205 0

La Policía Metropolitana de Barranquilla dice que en las localidades Suroriente, Suroccidente y Metropolitana es donde más ocurren este tipo de contravenciones.

En el primer día de implementación del decreto de dosis mínima, expedido por el presidente Duque, la Policía Metropolitana de Barranquilla impuso 55 comparendos. De acuerdo con el balance entregado por el comandante de la Mebar, general Mariano Botero Coy, en diálogo con EL HERALDO, fueron decomisados 126 gramos de marihuana y 75 gramos de base de coca.

La institución reveló que entre el 1° de octubre y las 7 de la noche del 2 de octubre, cuatro personas fueron capturadas por tener más de la dosis mínima: dos portaban 30 gramos de marihuana cada uno, otro 50 gramos de base de coca y el último de los detenidos 30 gramos de base marihuana.

Al explicar los procedimientos que realiza la institución para incautar la dosis mínima, el comandante de la Policía Metropolitana dijo que la reglamentación les otorga las herramientas necesarias para actuar, al tiempo que señaló que las requisas las realizarán en la calle, de manera especial en parques y en unos puntos que ellos consideran de “mayor incidencia”, como son las localidades Suroriente, Suroccidente y Metropolitana.

A quienes infrinjan la norma se les impondrá un comparendo de $208.000 y se procederá al decomiso y destrucción de la sustancia, de acuerdo con lo establecido en el decreto reglamentario que entró en vigencia el lunes pasado.

No obstante, la persona podrá realizar un curso que le exoneraría de cumplir con la sanción económica.

Los operativos. Con relación a la forma cómo se desarrollarán los operativos para incautar la dosis mínima, Botero Coy explicó que los procesos serán para la incautación de estupefacientes que estén afectando la ciudadanía y sobre todo lo que tiene que ver en el espacio público.

Una vez identificado el infractor se procede a diligenciar el comparendo, luego el presunto infractor es escuchado en descargos en una Inspección de Policía, donde se analizan las pruebas del caso para analizar la situación.

El registro. Sobre el registro para saber si una persona porta o no estupefacientes, el oficial explicó que estas acciones se harán en la calle. Cuando se detecte a una persona portando la dosis, el policía del cuadrante se encargará de hacer el comparendo correspondiente.

El general aclaró que quien lleve la dosis por enfermedad, tendrá que demostrarlo para que se le haga la devolución. “Eso es muy claro”, señaló.

Una vez se detecte la sustancia, explicó Botero, el policía del cuadrante lleva al ciudadano a la Inspección de Policía para el procedimiento. ¿Cómo se establece el peso del alcaloide?

La dosis mínima, de acuerdo con la Ley 30 de 1986, es hasta 20 gramos de marihuana, 5 gramos de hachís, 1 gramo de cocaína o de sustancia a base de cocaína y hasta 2 gramos de metacualona.

Sobre el tema, Botero detalló que cuando se incaute se hace el procedimiento en la Inspección de Policía y allí el inspector, con los testigos, determinarán las acciones que se deben tomar frente a la cantidad que se incaute. Allí contarán con las herramientas para el peso respectivo.

El comandante de la Policía dijo que actualmente están en plena capacitación de la nueva normativa y generando las acciones para su implementación. Agregó que esto no es solo una acción policiva, sino la suma de varias autoridades. “Queremos evitar que hoy más niños, niñas y adolescentes se vean afectados por el consumo de estupefacientes”, indicó.

Pero si la persona es sorprendida con más de la dosis mínima, ¿qué pasa?. Botero detalló que hay un procedimiento estipulado por el Código Penal y en ese caso se ponen a disposición de la justicia.

Cuando la persona supera la dosis, el proceso es diferente, es judicial y el infractor se pone a disposición de la Fiscalía, pero cuando la dosis es mínima y es decomisada en la vía pública, el procedimiento es con un inspector de Policía, explicó el comandante de la Policía Metropolitana, general Mariano Botero.  Droga será destruida

El general Ómar Rubiano, director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, dijo que “la institución cuenta con herramientas que permiten precisar los protocolos policiales para el control y destrucción de la dosis mínima de sustancias sicoactivas”.

El alto oficial destacó que la droga incautada será llevada hasta la estación más cercana, pesada y decomisada. Luego será destruida en un acto público, en un lapso no mayor a cinco días, en el que se garantice la seguridad de las personas de la comunidad y que no las ponga en riesgo.